Artículos

Mantenimiento de un generador de vapor con Cold Jet

El generador de vapor, es una máquina que transforma la energía química contenida dentro de un combustible (por ejemplo, gas natural, petróleo o biomasa) en energía térmica.

Como su nombre lo indica, este dispositivo se utiliza para generar vapor (en la mayoría de los casos vapor de agua) para de esta forma producir electricidad, aunque también se lo emplea con otros fines, como por ejemplo para calentar materias primas.

El mantenimiento de un generador de vapor es fundamental, para que de esta forma la máquina funcione a la perfección. Es un proceso al que debes prestar especial atención, porque debe hacerse a diario.

Además, cada cierto tiempo, hay que llevar a cabo determinadas tareas para que el dispositivo tenga una larga vida útil. 

¿Qué tipo de mantenimiento se realiza en los generadores de vapor?

Para un correcto mantenimiento de un generador de vapor, se deben realizar diferentes tipos de tareas. 

Por ejemplo, todos los días se tienen que limpiar las boquillas del quemador de la caldera y comprobar si la presión de aire de atomización es la correcta.

Por otra parte, cada 3 días hay que limpiar los filtros de combustible (se encuentran en la succión de la bomba), mientras que cada 8 días se tiene que higienizar el filtro de lubricante.

Y, de manera semestral, se deben comprobar los niveles de aceite en el reductor de velocidad de la bomba de combustible. 

Adicionalmente, una vez por año, hay que revisar el estado en el que están todas las válvulas de la caldera. 

En fin, el mantenimiento de un generador de vapor es exhaustivo y requiere de múltiples tareas que explicaremos a continuación en detalle:

Recomendaciones para el mantenimiento de un generador de vapor

A continuación, te las indicamos: 

Mantenimiento diario

Todos los días se deben realizar las siguientes tareas de mantenimiento en un generador de vapor:

  • Limpiar las boquillas del quemador de la caldera.
  • Comprobar el nivel de lubricantes del compresor en el tanque aire – aceite.
  • Purgar el generador, al menos, cada 8 horas.
  • Comprobar la presión de la válvula medidora y de la entrada y salida de combustible.
  • Revisar que la presión de aire de atomización es la correcta.
  • Comprobar y registrar la temperatura de los gases de la chimenea.
  • Hacer un análisis de los gases de combustión y registrarlos en una bitácora.

Mantenimiento cada 3 días

  • Chequear que la trampa del generador de vapor está funcionando bien.
  • Limpiar los filtros de combustible que se encuentran en la succión de la bomba.

Mantenimiento cada 8 días

  • Revisar que no haya fuga de gases ni de aire en las juntas de ambas tapas y en la mirilla trasera.
  • Comprobar la tensión de la banda del compresor.
  • Limpiar el filtro del lubricante.
  • Lavar los filtros de entrada de la bomba y del agua que está conectado al tanque de condensados.
  • Revisar las prensas estopas de la bomba de alimentación de agua.
  • Comprobar que los interruptores termostáticos del calentador de combustible estén operando a la temperatura adecuada (a la que fue calibrada cuando el generador de vapor fue puesto en marcha).
  • Limpiar el electrodo del piloto de gas.

Mantenimiento quincenal

  • Limpiar todos los filtros de agua, aceite combustible y aceite lubricante.
  • Revisar las condiciones del quemador, la presión y la temperatura.
  • Revisar los niveles de entrada y paro de la bomba, utilizando las válvulas de purga de fondo del generador de vapor. 

Mantenimiento mensual

  • Revisar los niveles de agua.
  • Comprobar el bajo nivel, bajando el interruptor de la bomba de alimentación.
  • Chequear el voltaje y las cargas de los motores.

Mantenimiento trimestral

  • Revisar la temperatura del termómetro de salida de gases de la chimenea de la caldera. Si supera los 80°C es que el generador está hollinado, lo que indica que hay que hacer una limpieza exhaustiva.
  • Tirar ligeramente de las palancas de las válvulas de seguridad para que escapen y así evitar que se peguen al asiento.
  • Chequear el interior del lado del agua. Si está sucio, es necesario llamar a un técnico especialista.

Mantenimiento semestral

  • Comprobar los niveles de aceite del reductor de velocidad de la bomba de combustible.
  • Revisar los empaques de la prensa estopa de la bomba de alimentación de agua. Si están secos, hay que cambiarlos.
  • Hacer una limpieza general de los contactos del programador de flama y los arrancadores utilizando un trozo de género limpio humedecido con tetracloruro de carbono.
  • Revisar los tubos fluxes por el lado del hollín y, si están sucios, limpiarlos.
  • Inspeccionar el material refractario del horno y la puerta trasera.
  • Revisar las grietas y sacar el material refractario que se haya desprendido.
  • Chequear que las bandas de transmisión tengan la tensión adecuada.
  • Lavar el generador de vapor interiormente.
  • Comprobar que las columnas de control y las entradas de agua de la bomba de alimentación y el inyector estén limpios.
  • Refrescar las cuerdas al tornillo de las tortugas y poner grafito con aceite para que no se peguen.
  • Destapar todas las cruces y revisar que estén limpias.

Mantenimiento anual

  • Limpiar el calentador eléctrico y el de combustible.
  • Asentar la válvula de alivio y las reguladoras de presión.
  • Engrasar los baleros de la bomba de agua de combustible.
  • Inspeccionar el estado de todas las válvulas del generador.
  • Desarmar e inspeccionar las válvulas de seguridad y las tuberías de drenaje. 

Estas tareas y revisiones deben hacerse sin excepción, para que la máquina no tenga problemas. 

Cabe señalar que estas recomendaciones son generales, y puede suceder que la máquina precise de otras inspecciones, según sus características y años de antigüedad. 

Limpiar un generador de vapor de manera segura

Está claro que el mantenimiento de un generador de vapor debe estar a cargo de verdaderos especialistas, porque son muchas tareas y todas son indispensables para que la máquina funcione a la perfección.

Es fundamental entender que la limpieza y revisión constante del dispositivo, hará que tenga una larga vida útil

Por esta razón, es imprescindible contar con profesionales capacitados, que hagan una labor perfecta.

Siguiendo todas las recomendaciones y confiando en verdaderos especialistas, no habrá ningún problema con la limpieza y mantenimiento del generador de vapor.

En Cold Jet ofrecemos soluciones de limpieza criogénica para el mantenimiento de generadores de vapor para garantizar que los sistemas de generación de vapor funcionen a la máxima eficiencia.